viernes, 25 de abril de 2008

Doni Zänä, ¿un capricho indígena?

Niñ@s:

Veo que desperto un poco de indignación el artículo, al menos en las tres personas que lo leyeron y comentaron, ¿a los demás no les merece una opinión...?, ¡participen!

En fin, antes de que Ale, Dani y Juanita se vuelquen en una revolución contra el sistema, anexo la conclusión del artículo. Creo que es importante sensibilizarnos respecto a los diferentes significados que pueden tener las cosas y el respeto que deberíamos tener hacia los mismos. Definitivamente no es lo mismo "Flor de Luna" que "Piedra que muerde", lo mismo pasa con la Danza Folclórica y las tradiciones, hay que respetar y conocer los significados y los contextos.

Los invito a que aprendamos a amar nuestras tradiciones a través del conocimiento profundo de sus significados, del respeto a sus protagonistas... ese es quizá el principal objetivo del taller al que valientemente se inscribieron.

Saludos!!!



Registros civiles, obligados a cambiar sistemas de cómputo

Tras 18 meses, padres ñahñús logran inscribir a su hija como Doni Zänä
CARLOS CAMACHO


Pachuca, Hgo., 13 de mayo. Después de una lucha de un año y seis meses, la familia Cruz Rivas logró que el Registro Civil de Tepeji del Río inscriba a su hija con el nombre ñañú de Doni Zänä, que en español significa Flor de Noche.

El gobierno del estado ordenó a los registros civiles de los 84 municipios de la entidad modificar sus sistemas de cómputo, para que esta familia ñañú y cualquier otra de raza indígena pueda obtener el acta de nacimientos de sus hijos con un nombre en su lengua original.

Durante 18 meses, las autoridades de Tula, Tepeji del Río y Pachuca se negaron a registrar a la menor con el nombre que sus padres pretendían, con el argumento de que el sistema de cómputo no lo registraba y les sugirieron optar por uno en español.

Sin embargo, César Cruz Uribe y su esposa Marisela Rivas López iniciaron una lucha no sólo por el registro del nombre de su hija, sino por la defensa de su cultura, sus tradiciones y su raza, que a su juicio, el gobierno pretendía aniquilar.

Luego que la defensa de la familia ñañú Cruz Rivas trascendió a los medios informativos, el gobierno aceptó registrar a la quinta de cinco hijas con el nombre de Doni Zänä.

Ingenieros del área de informática acudieron este fin de semana al municipio de Tepeji del Río para hacer los cambios en el sistema operativo, con lo que a partir de este lunes Doni Zänä podrá ser registrada formalmente con ese nombre.

Francisco Olvera Ruiz, secretario de Gobierno, señaló que el Ejecutivo local ya dio su primer paso para solucionar el problema de la identidad jurídica de la menor ñañú, pero falta un segundo con instancias federales.

Indicó que la menor deberá obtener primero su inscripción en la Clave Unica del Registro de Población, y posteriormente en otras instancias como el Seguro Social o la Secretaría de Relaciones Exteriores.

"El gobierno de Hidalgo ya cumplió con su obligación: cambiar el sistema operativo para hacer justicia no sólo a Doni Zänä, sino a todas las etnias de la entidad, donde hay más de medio millón de habitantes de raza indígena, entre ñañús y nahuas", apuntó el funcionario.

http://www.jornada.unam.mx/2007/05/14/index.php?section=estados&article=032n3est

6 comentarios:

Jose dijo...

Yo no había podido leer el artículo, pero ya informada de las dos partes del mismo la verdad es que ya no sé si reir o llorar.

Reir, por las ridiculeces que dicen los maravillosos funcionarios de este país, digo es soprendente que le echen la culpa a la compu, si un niño puede escribir ese nombre cualquiera puede.Además Ale tiene mucha razón en cuanto a que en México hay un montón de niños con nombre gringos y de otros lados y que yo sepa jamás les dijeron que no se podía llamar así el niño(a), entonces que bien dan lata las autoridades. Personalmente siempre me han caido muy mal todos los funcionarios de este país por su negligencias, autoritarismo, ignorancia, inconciencia y etc, etc. Y cada que me entero de algo así mi esperanza de que algún día mejoraran se debilita mucho.

Y llorar, porque es muy triste y molesto ver que los indígenas de este país siguen siendo tratados con la punta del pie, y disque todos estamos muy orgullososo de México pero bien que negamos las raíces de esta país. Creo que lo bueno es que ganaron y ya le pudieron poner el nombre ñañú a su hija, pero que horror que tengan que luchar tanto por un nombre, no me puedo imaginar cuanto han de luchar por cosas más grandes y complicadas.

Creo que este tipo de situaciones son las que nos deben mostrar que realmente no valoramos a la cultura mexicana y que hay que tomar conciencia de que las tradiciones y la cultura van más allá de decir que son curiosos los trajes o que la música es bonita...

Alejandra dijo...

hip hip hurra!!!! hip hip hurra!!! hip hip hurra!!! pues q bueno q al menos y por ahora se pudo resolver lo de Doni Zänä, esperemos q en un futuro no tenga q seguir lidiando con todo eso x lo del seguro y bla bla. Al menos es un paso adelante, y estoy totalmente de acuerdo con Jose!!!

Misato dijo...

Imagino que si hubieran querido llamar a esta niña con un nombre algo asi como jennifer, o shela o alguna cosa anglosajona tambien hubieran pedido a los padres de la niña que cabiaran su nombre por uno en castellano, verdad?

Fernanda dijo...

Apenas lei el articulo y la verdad esta muy feo, tengo conocidos con nombres de artistas (como 3 Luis Migueles), un chavo de la faclultad se llama Junior y alguna vez supe de un Brian Perez y no creo que en el registro les dijeran nada sobre sus nombres, los padres tienen todo el derecho de ponerle a sus hijos el nombre que gusten, ya si de grandes a los hijos no les gusta y se lo cambian es otro rollo (Mi abuelo se llamaba Pricilano y se lo cambio a Luis) pero a las autoridades que les importa el nombre de la niña. Y pues si, lamentablemente la gente lo veo como "tanto relajo por un nombre" pero pues eso es solo uno de los muchos problemas que sufren los indigenas en México y que provocan que su cultura poco a poco vayan quedando en el olvido.

MAGDA dijo...

En realidad al leer ambos artículos me parece indignante que se tenga que realizar una cruzada de lucha por su identidad, pero para nuestro pueblo es una lucha permanente.
No es que les quiera aburrir pero si revisamos nuestra estructura histórica y política, nos llevan a afirmar que ni la monarquía absoluta, ni los movimientos en favor de las libertades y derechos del hombre son suficientes para defender los principios del “bien común”, o el interés general de nuestros pueblos.
Uno de los peores errores es que se han colocado los derechos individuales por encima de los colectivos, de este modo, los derechos sociales han quedado antepuestos y sobrepuestos por los derechos del individuo. En un país donde nuestros gobiernos están totalmente “desfasados” y carentes de valor y sentido, donde los trabajadores del campo se han convertido en jornaleros, en asalariados de una tierra que no les pertenece; y un buen número de ellos en migrantes hacia los Estados Unidos, en busca del “sueño americano” y de mejores condiciones de vida, y esto lo vemos plasmado en lo que pasa ahora con el pueblo de Collantes y la “Danza de Diablos, y de muchas danzas y tradiciones mexicanas más, que reflejan nuestra identidad.
Por eso amigas les invito a ser parte de esa lucha con nuestra danza, disfruntenla, sientala, ya que cada vez que bailamos es una fiesta, pero tambien es una lucha, una resistencia para que la verdadera Danza Folclorica permanesca.

Bertha dijo...

Hola a todos,

Yo creo que todo esto no es más que un reflejo de la ignorancia que como pueblo sufrimos. La poca importancia que le damos a nuestras raíces, a nuestra cultura, a nuestros valores. Es triste que en nuestro país haya gente piense que pertenecer a una etnia, a un pueblo sea denigrante. Mucha de esa gente piensa que la música tradicional mexicana es para viejitos, que es aburrida, etc. Es gente que no acepta pagar este tipo de música original porque es dinero desperdiciado, gente que le da verguenza decir que nació en un pueblo o que piensa que determinado nombre por tener raices indígenas le resta status. Gente con poco cerebro y poca, o más bien nada de educación, que piensa que estas loca porque te levantas los fines de semana a las 5am para ir a un taller de danza folclorica "que ya pasó de moda" o que te critica porque vas a un evento importante con un traje indígena. Gente como esta es la que no deja que un país lleno de riqueza como es el nuestro se muestre al mundo en todo su esplendor. Pobres estupidos que no saben lo que es sentir el orgullo de una tierra y una cultura correr por las venas.
Los invito a todos a vivir nuestras tradiciones, a defenderlas en las áreas en las que nos desarrollamos y en el caso de la danza a sentirla, a disfrutarla y sobre todo a respetarla porque en cada paso, en cada acorde de la música, recae sobre nosotros la maravillosa oportunidad de continuar con lo que nuestros antepasados nos legaron.